Skip to main content

La política industrial de China deteriora las relaciones comerciales globales

La clave:

  • Este artículo de opinión se centra en la idea de que la política industrial de China está desencadenando el deterioro de las relaciones comerciales globales

Dos destacados economistas de la PKU, Huang Yiping y Lu Feng, advierten que la política industrial de Beijing “está en el centro de las preocupaciones de Estados Unidos sobre el exceso de capacidad china y la investigación antisubsidios de la Unión Europea sobre las importaciones de vehículos eléctricos chinos”.

Puedes profundizar en esta opinión en el siguiente artículo de Bloomberg:

Riesgos geopolíticos de la estrategia industria de China

 

China depende implícitamente de una importante expansión de su participación en el sector manufacturero mundial para equilibrar su reestructuración de la inversión interna. No obstante, Beijing quedó sorprendido por la vehemencia de la reacción en Estados Unidos, la UE, Japón e India.

En este artículo de Carnegie se explica en detalle esta cuestión:

¿Pueden las intervenciones en el comercio mundial hacerlo más libre?

 

No debería haber sido así. Con la participación de China del 31% en la industria manufacturera mundial, frente a su participación del 13% en el consumo global (y entre el 17% y el 18% del PIB global), simplemente no había manera de que el resto del mundo hubiera estado dispuesto a reducir su propia participación manufacturera…

…asumiendo así los déficits que lo acompañan en casi la medida necesaria para dar cabida a la estrategia de crecimiento de China. Por eso es importante que economistas creíbles como Huang y Lu vinculen públicamente la política industrial de China con el deterioro de las relaciones comerciales globales.

No será fácil adaptarse. En los últimos dos años se ha producido un gran desplazamiento de la inversión del sector inmobiliario al manufacturero, y esto sólo puede justificarse económicamente si el resto del mundo está dispuesto a adaptarse a las consecuencias comerciales, lo que claramente no es así.

No estoy seguro de cuánto tiempo le tomará a Beijing reconocer el problema y qué medidas puede tomar cuando lo haga, pero si esperaba que una parte significativa del crecimiento de este año fuera impulsado por un aumento en la capacidad manufacturera, quedará decepcionado

 

Fuentes: Michael Pettis, Bloomberg y Carnegie

Foto: minh-luu-minhluu–unsplash

 

Related News

Rusia superó a EE.UU. como proveedor de gas a Europa en mayo

“Necesitamos extraer tanto cobre en los próximos 20 a 25 años como lo hemos extraído en los últimos 10.000 años”