Skip to main content

Las tarifas mundiales de transporte marítimo suben con fuerza

La clave:

  • Las empresas se apresuran a evitar la interrupción de los ataques en el Mar Rojo a medida que aumentan las tarifas de envío

Las tarifas mundiales de transporte marítimo subieron con fuerza y las empresas se apresuraron a evitar interrupciones en los envíos después de que los ataques a buques en el Mar Rojo obstaculizaran el martes el tráfico a través de la arteria comercial clave del Canal de Suez.

Los recientes ataques del grupo militante hutí yemení alineado con Irán contra buques obligaron a las principales compañías navieras, incluida Maersk, a desviarse alrededor del Cabo de Buena Esperanza para evitar el Canal de Suez, la ruta marítima más corta entre Europa y Asia.

Los ataques han despertado recuerdos de 2021, cuando el buque portacontenedores Ever Given encalló en el canal, bloqueando decenas de portacontenedores durante seis días. La interrupción actual ha provocado que los costos del transporte marítimo de contenedores aumenten considerablemente, pero esas tasas aún están muy por debajo de los niveles máximos de la pandemia.

Electrolux, la compañía de electrodomésticos más grande del mundo, ha creado un grupo de trabajo para encontrar rutas alternativas o identificar entregas prioritarias, mientras que Inter IKEA advirtió sobre una posible escasez de productos.

Hasta el martes, el precio para enviar un contenedor de China al Mediterráneo era de 2.413 dólares, tras haber subido un 44% en diciembre debido a las interrupciones, después de alcanzar un mínimo de 1.371 dólares a principios de este año, dijo Eytan Buchman, director de marketing de Freightos, una plataforma de reservas y pagos para carga internacional.

Sin embargo, esa tasa sigue estando muy por debajo del máximo de la era de la pandemia en enero de 2022 de 14.158 dólares, cuando los envíos de mercancías se retrasaron meses debido a la falta de buques portacontenedores disponibles. Con la disminución de la demanda económica mundial, particularmente en China, los armadores no han podido llenar los barcos con contenedores.

Electrolux dijo a última hora del lunes que espera que cualquier efecto en las entregas sea limitado. El grupo sueco ha trabajado con navieras como Maersk y CMA.

En un comunicado el martes, Inter IKEA dijo que estaba buscando opciones alternativas de transporte al canal, una ruta clave para el fabricante de muebles económicos.

“La situación en el Canal de Suez provocará retrasos y puede causar limitaciones de disponibilidad para ciertos productos de IKEA”, dijo.

El canal representa alrededor del 12% del tráfico marítimo mundial.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo el martes que Estados Unidos estaba liderando una operación multinacional para salvaguardar el comercio en el Mar Rojo.

$1 MILLÓN ADICIONAL

El viaje más largo costará hasta 1 millón de dólares adicionales en combustible por cada viaje de ida y vuelta entre Asia y el norte de Europa, según estimaciones de la plataforma de carga Xeneta.

Es probable que los minoristas y los fabricantes trasladen los costos más altos a los consumidores, lo que podría impulsar la inflación durante una crisis prolongada del costo de vida.

“Este es un costo que, en última instancia, se trasladará a los consumidores que compran los bienes”, dijo Peter Sand, analista jefe de Xeneta.

Viajar por el sur de África añadirá unos 10 días a un viaje desde Asia hasta el norte de Europa y el Mediterráneo oriental, según los expertos. Normalmente se tarda unos 27 días en navegar desde Shanghái, en China, hasta el puerto holandés de Róterdam.

El lunes, la compañía estadounidense de fertilizantes Mosaic dijo que había desviado un par de cargamentos con destino a Estados Unidos alrededor del Cabo de Buena Esperanza.

El gigante lácteo Danone dijo que la mayoría de sus envíos habían sido desviados, lo que aumentó los tiempos de tránsito. En caso de que la situación continúe más allá de dos o tres meses, el grupo activará planes de mitigación, incluido el uso de rutas alternativas por mar o carretera siempre que sea posible, dijo un portavoz.

Walmart, el mayor importador de Estados Unidos a través de buques portacontenedores, declinó hacer comentarios.

Los retrasos en los envíos no afectarán a las compras navideñas, pero existe la posibilidad de que las tiendas se queden sin existencias en febrero si los retrasos continúan, dijo el martes la firma de investigación de la cadena de suministro Project44 en una nota.

“Después de la temporada alta de compras hasta las vacaciones, es posible que los inventarios se agoten”, dijo.

Fuente: Marie Mannes, Jonathan Saul y Lisa Baertlein/ Reuters

Foto: rinson-chory-unsplash

Related News

China no tiene otra opción que el estímulo

El duro invierno en Europa