Skip to main content

Arabia Saudí cambia su estrategia de producción de petróleo

La clave:

  • Arabia Saudí sorprendió al mercado petrolero al anunciar un cambio de estrategia en su capacidad de producción, manteniéndola en 12 millones de bpd.

La decisión de Arabia Saudí de abandonar sus planes de ampliar su capacidad de producción de crudo es el resultado de la transición energética, declaró el ministro saudí de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman.

A finales del mes pasado, Arabia Saudí sorprendió al mercado petrolero al anunciar un cambio de estrategia en su capacidad de producción.
El gigante petrolero estatal Aramco dijo que recibió la orden de los líderes del Reino de detener los trabajos para ampliar su capacidad máxima sostenible a 13 millones de barriles por día, y en su lugar mantenerla en 12 millones de bpd. La mayor petrolera del mundo dijo en un comunicado que actualizaría sus planes de gasto de capital para el año en marzo, cuando anuncie sus resultados financieros de 2023.

“Estamos en transición y transición significa que nuestra compañía petrolera, que es una compañía de hidrocarburos, ahora se está convirtiendo en una compañía de energía, con inversiones que van a todas las áreas como petróleo, gas y petroquímica y otras”.

Han proliferado las especulaciones sobre los motivos de la decisión saudí.

En primer lugar, los analistas especulan con que se han cuestionado las perspectivas de la demanda de petróleo a largo plazo.
A continuación, los bancos de inversión sugieren que el crecimiento de la oferta de los productores ajenos al acuerdo OPEP+ ha sorprendido al mercado en los dos últimos años, y el principal exportador mundial de crudo, Arabia Saudí, puede haber reconocido que se enfrenta a un problema y que tiene que luchar más por su cuota de mercado.

Además, se cree que el anuncio sorpresa de Saudi Aramco podría sostener los precios del petróleo durante más tiempo.

Por último, se espera que la paralización de la expansión ahorre a Aramco miles de millones de dólares de gastos de capital en nuevos proyectos masivos, aliviando la presión sobre el balance y dejando potencialmente más efectivo para las arcas del Reino, que planea una enorme cantidad de gastos en proyectos futuristas como el proyecto NEOM, un pilar clave del programa Visión 2030 de Arabia Saudí para impulsar su economía y diversificarla lejos del petróleo.

Fuente: Tsvetana Paraskova/ Oilprice.com

Foto: zbynek-burival-unsplash

 

Related News

El silencioso ascenso de Asia Central

Asamblea General de ATEGI 2021