Skip to main content

Incertidumbre en la industria mundial de chips

Las claves: 

  • Guerra tecnológica: China critica los subsidios de la Ley de Chips de Estados Unidos en la OMC en la última protesta de Beijing contra las restricciones de Washington: Xinhua
  • La Ley de Chips y Ciencia, promulgada por el presidente Biden en 2022, reserva US $ 53 mil millones para financiar la producción e investigación nacional de chips
  • Representante de China dice que los subsidios a la industria permiten a Estados Unidos “interferir con la asignación de recursos de mercado” y mostrar “dobles raseros”
  • Beijing ha atacado nuevamente los esfuerzos de Estados Unidos para impulsar su industria de semiconductores a través de subsidios bajo la Ley de Chips y Ciencia, diciendo que las acciones manifiestan una “mentalidad de Guerra Fría” e interrumpen severamente la cadena de suministro global de chips.

 

Un representante chino criticó los recientes movimientos de Estados Unidos el miércoles en una reunión regular del Comité de Subsidios y Medidas Compensatorias de la Organización Mundial del Comercio, según el medio de comunicación estatal chino Xinhua.

La Ley de Chips y Ciencia, promulgada por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en agosto del año pasado, reserva 53.<> millones de dólares para financiar la producción e investigación nacional de semiconductores, y Beijing la considera parte de un complot de Washington para obstaculizar el progreso tecnológico de China.

El representante dijo que tales subsidios a la industria permiten a Estados Unidos “interferir con la asignación de recursos de mercado”, y muestra cómo Estados Unidos adopta “dobles raseros” en esta área, ya que es duro con los demás pero indulgente consigo mismo, según Xinhua.

La combinación de subsidios a la industria de chips de Estados Unidos y medidas de control de exportaciones también ha “interrumpido severamente la cadena de suministro global de semiconductores” y mostró la “mentalidad de Guerra Fría y los comportamientos hegemónicos” de Washington, dañando tanto a China, Estados Unidos y sus aliados, dijo el representante chino por Xinhua.

En un acuerdo alcanzado en enero, Estados Unidos, Japón y los Países Bajos se están moviendo para frenar la exportación de ciertos equipos avanzados de fabricación de chips a China, lo que obstaculizaría las ambiciones de Beijing de apuntalar la fabricación nacional de semiconductores.

El mes pasado, Beijing pidió a la OMC que revisara el acuerdo entre Estados Unidos, Holanda y Japón, diciendo que podría haber violado “el principio de apertura y transparencia” del organismo comercial, según la emisora estatal china CCTV.

Los comentarios se producen después de que Beijing iniciara en diciembre un procedimiento de disputa de la OMC contra Estados Unidos por sus medidas de control de exportaciones de semiconductores, diciendo que las medidas son inconsistentes con las obligaciones de Estados Unidos en virtud de múltiples acuerdos de la OMC.

El miércoles, Beijing también pidió a la OMC que fortalezca su “supervisión” de las acciones estadounidenses que violan las reglas de la OMC.

Las crecientes protestas de Beijing subrayan la creciente brecha entre China y Estados Unidos en las cadenas de suministro de semiconductores, y pueden presagiar nuevas medidas por parte de Estados Unidos para contener el desarrollo del sector de chips de China.

Holanda se comprometió en marzo a unirse a los esfuerzos de Estados Unidos para frenar las exportaciones avanzadas de chips y equipos a China. Japón también dijo en marzo que requeriría que varias compañías japonesas, incluido el fabricante líder de equipos de fabricación de semiconductores Tokyo Electron, soliciten licencias para enviar 23 tipos de herramientas de fabricación de chips de vanguardia a China.

La semana pasada, la Asociación de la Industria de Semiconductores de China (CSIA), un grupo comercial chino de semiconductores respaldado por el estado, dijo que la reciente medida de Japón para expandir las restricciones a las exportaciones de tecnología avanzada de fabricación de chips “traería incertidumbres aún mayores” a la industria mundial de chips, y que pediría al gobierno chino que tome “contramedidas resueltas” como respuesta.

Related News

El improbable repunte de precios de los metales industriales

“Necesitamos extraer tanto cobre en los próximos 20 a 25 años como lo hemos extraído en los últimos 10.000 años”