Skip to main content

Rusia superó a EE.UU. como proveedor de gas a Europa en mayo

Las claves:

  • El aumento de la cuota de mercado pone de manifiesto la dificultad de desligar a la región de la energía rusa
  • Según datos de la consultora ICIS, el gas ruso representó el mes pasado el 15% del suministro total a la UE (excepto Malta y Chipre), Reino Unido, Suiza, Serbia, Macedonia del Norte y Bosnia y Herzegovina

Las importaciones europeas de gas procedente de Rusia superaron en mayo a las de Estados Unidos por primera vez en casi dos años, a pesar de los esfuerzos de la región por desintoxicarse de los combustibles fósiles rusos desde la invasión a gran escala de Ucrania.

Aunque este cambio de tendencia se debe a factores puntuales, pone de manifiesto la dificultad de seguir reduciendo la dependencia europea del gas procedente de Rusia, ya que varios países de Europa del Este siguen dependiendo de las importaciones de su vecino.

“Es sorprendente ver cómo aumenta la cuota de mercado del gas ruso y del gas natural licuado en Europa, después de todo lo que hemos pasado y de todos los esfuerzos realizados para desacoplar y reducir el riesgo del suministro energético”, declaró Tom Marzec-Manser, responsable de análisis de gas de la consultora ICIS.

Tras la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia en febrero de 2022, Moscú redujo drásticamente sus suministros de gas por gasoducto a Europa y la región incrementó las importaciones de GNL, que se transporta en buques especializados con Estados Unidos como principal proveedor.

EE.UU. superó a Rusia como proveedor de gas a Europa en septiembre de 2022, y desde 2023 ha representado alrededor de una quinta parte del suministro de la región.

Pero el mes pasado, los envíos de gas canalizado ruso y GNL representaron el 15% del suministro total a la UE, Reino Unido, Suiza, Serbia, Bosnia y Herzegovina y Macedonia del Norte, según datos de ICIS.

El GNL procedente de EE.UU. representó el 14% del suministro a la región, su nivel más bajo desde agosto de 2022, según los datos del ICIS.

 

Line chart of Share in European gas supplies (%) showing Russia supplied more gas than the US to Europe* in May

El retroceso se produce en medio de un repunte general de las importaciones europeas de GNL ruso a pesar de que varios países de la UE presionan para imponerles sanciones.

Rusia dejó de enviar gas a través de los gasoductos que la conectan con el noroeste de Europa a mediados de 2022, pero sigue suministrando a través de gasoductos que atraviesan Ucrania y Turquía.

Los flujos de mayo se vieron afectados por factores puntuales, como una interrupción en una importante instalación estadounidense de exportación de GNL, mientras que Rusia envió más gas a través de Turquía antes del mantenimiento previsto para junio. La demanda de gas en Europa también sigue siendo relativamente débil, con niveles de almacenamiento cercanos a máximos históricos para esta época del año.

En opinión de Marzec-Manser, del ICIS, “no es probable que el cambio de tendencia sea duradero”, ya que en verano Rusia podrá enviar GNL a Asia a través de su Ruta Marítima Septentrional. Según Marzec-Manser, es probable que esto reduzca la cantidad enviada a Europa, mientras que la producción de GNL estadounidense ha vuelto a aumentar.

“Rusia tiene una flexibilidad limitada para mantener esta cuota [en Europa] a medida que aumente la demanda [de gas] en el próximo invierno, mientras que la producción total de GNL de EE.UU. no hace más que crecer con la llegada de más capacidad nueva al mercado mundial a finales de año”, añadió.

El acuerdo de tránsito entre Ucrania y Rusia también llega a su fin este año, poniendo en peligro los flujos a través de la ruta.

 

Column chart of Europe’s* gas supplies by source, in billion cubic metres showing Russia’s share of Europe’s gas supply slumped in 2022 but has risen recently

La Comisión Europea apoya la elaboración de un plan de inversiones para ampliar la capacidad de los gasoductos del Corredor Meridional de Gas entre la UE y Azerbaiyán.

Según un alto funcionario de la UE, los suministros a través de esta ruta no bastan actualmente para sustituir los 14.000 millones de metros cúbicos de gas ruso que actualmente fluyen a través de Ucrania hacia la UE cada año.

La Comisaria de Energía de la UE, Kadri Simson, manifestó su preocupación por el desvío de GNL desde Europa para satisfacer la demanda asiática durante un viaje a Japón este mes.

Dijo que Tokio y Bruselas habían establecido un “sistema de alerta temprana” para vigilar la escasez de GNL y habían acordado que ambos países debían adoptar medidas de ahorro energético.

“La UE está preparada para amortiguar cualquier acontecimiento negativo relacionado con la oferta o la demanda en los mercados mundiales del gas”, añadió. “Nuestro almacenamiento de gas se mantiene en niveles récord [y] nuestra demanda de gas se estabilizó en niveles récord, un 20% menos que en 2021”.

 

Fuente: ,

Foto: jj-ying-unsplash

Related News

Tope al precio de las importaciones de gas en la UE

Inminente déficit de oferta en el cobre