Skip to main content

El sector de las energías renovables crea 13,7 millones de puestos de trabajo

La clave: 

  • La energía solar fotovoltaica fue el mayor empleador, alcanzando 4,9 millones de puestos de trabajo
  • El empleo mundial en el sector de las energías renovables aumentó casi un 8% el año pasado en medio de una mayor inversión y una creciente capacidad, según un nuevo informe.

El número de trabajadores empleados en la industria aumentó a 13,7 millones en 2022, frente a los 12,7 millones del año anterior, dijeron el jueves la Agencia Internacional de Energías Renovables y la Organización Internacional del Trabajo.

La mayoría de los puestos de trabajo se concentraron en unos pocos países como China, que representó el 41 por ciento del total mundial, junto con Brasil, la UE, India y Estados Unidos, según el informe.

El director general de Irena, Francesco La Camera, lo describió como “otro año excepcional para los empleos en energías renovables, en medio de desafíos que se multiplican”.

“La creación de muchos más millones de puestos de trabajo requerirá un ritmo mucho más rápido de inversiones en tecnologías de transición energética”, dijo.

La energía solar fotovoltaica fue el mayor empleador, alcanzando 4,9 millones de puestos de trabajo, lo que representa más de un tercio de la fuerza laboral total en el sector de las energías renovables.

La energía hidroeléctrica y los biocombustibles tuvieron un número similar de puestos de trabajo que en 2021, alrededor de 2,5 millones cada uno, seguidos de la energía eólica con 1,4 millones de puestos de trabajo, según el informe.

“Es necesario desarrollar e implementar políticas específicas para el crecimiento macroeconómico inclusivo, las empresas sostenibles, el desarrollo de competencias, otras intervenciones activas en el mercado de trabajo, la protección social, la seguridad y la salud en el trabajo y otros derechos en el trabajo, y encontrar nuevas soluciones a través del diálogo social”, dijo Gilbert Houngbo, Director General de la OIT.

Según el informe, para lograr una transición justa e inclusiva a la energía limpia se necesitarían marcos integrados que se centren en los salarios, la seguridad, los derechos de los trabajadores y el diálogo social.

También hizo hincapié en la necesidad de ampliar la educación y la formación y aumentar las oportunidades profesionales para los jóvenes, las minorías y los grupos marginados.

“Muchos países están mostrando un mayor interés en la localización de las cadenas de suministro y la creación de puestos de trabajo a nivel nacional, con el apoyo de políticas industriales adecuadas”, dijeron Irena y la OIT.

“Sin embargo, los países tendrán que encontrar formas de combinar los esfuerzos de localización con la cooperación global continua en pos de una transición energética ambiciosa”.

La capacidad de energía renovable debe agregar un promedio de 1.000 gigavatios por año para 2030 para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, según Irena.

Aunque la capacidad renovable mundial en el sector eléctrico creció en un récord de 300 gigavatios el año pasado, la brecha entre el progreso real y el desarrollo necesario para alcanzar los objetivos climáticos a largo plazo ha seguido creciendo, dijo la agencia con sede en Abu Dhabi en su Perspectiva de las transiciones energéticas mundiales 2023 en junio.

Los países aún pueden alcanzar el objetivo de cero emisiones netas de carbono para 2050, pero se requieren “acciones más audaces” esta década para triplicar la capacidad de energía renovable, dijo la Agencia Internacional de Energía.

 

Fuentes: IRENA, John Benny- the National News

Foto: andreas-gucklhorn- Unsplash

Related News

¿Por qué los recortes de suministro de la OPEP + no logran impulsar los precios del petróleo?

La energía en el centro del conflicto entre la OTAN y Rusia