Skip to main content

El 5 % de la producción de cobre está paralizada en estos momentos

La clave:

  • En la última década, prácticamente no se han descubierto nuevos yacimientos que apuntalen la oferta futura.
  • Esto genera mucha volatilidad, ya que cualquier disrupción puede tener importantes consecuencias en el precio del cobre

 

En torno al 5% de la producción mundial de cobre se encuentra parcial o totalmente paralizada en estos momentos. Esta disrupción, inadvertida en otras circunstancias, se da en un contexto de reapertura en China y con los inventarios acercándose a mínimos históricos.

 

Gráfico con la evolución de los inventarios de cobre en las principales bolsas de metales del mundo (LME, COMEX y Shanghái), desde abril de 2017.

 

Las protestas sociales en Perú  han acabado afectando a la mina de Las Bambas, responsable del 2% de la cuota de mercado global. La empresa china  MMG, propietaria de la explotación, ha reanudado la actividad tras varias semanas de parón si bien a muy baja capacidad.

 

Gráfico con la correlación entre el número de días perdidos fruto de protestas y la producción de cobre en la mina de Las Bambas, en Perú, entre 2016 y 2021.

 

En la provincia indonesia  de Papúa, las lluvias torrenciales han forzado el cese de toda actividad en la mina de Grasberg, la segunda mayor del mundo en extracción de cobre. Las disrupciones durarán semanas, y dan alas a los que apuntan a un déficit de oferta ya en 2023.

 

Gráfico con la comparativa en las previsiones de excedente y déficit de cobre entre Goldman Sachs y BNP Paribas, entre 2022 y 2025.

 

El cobre es comúnmente percibido como la piedra angular de la electrificación de las economías en su afán por reducir su dependencia de los hidrocarburos. En pleno boom en la transición hacia el vehículo eléctrico, sin ir más lejos, su contribución juega un papel vital.

 

Gráfico con el desglose de aplicaciones del cobre en un vehículo eléctrico.

 

El problema de fondo radica en que, en la última década, prácticamente no se han descubierto nuevos yacimientos que apuntalen la oferta futura. En este contexto de tirantez creciente, cualquier pequeña afectación en la producción puede tener consecuencias inmediatas.

 

Gráfico con el desglose de nuevos yacimientos de cobre a nivel mundial, desde 1991.

 

Fuente: Aleix Amorós

Foto:  ra-dragon-Uwq- Unsplash

Related News

La economía de Alemania perderá más de 260.000 M € en valor añadido para 2030

¿La mayor crisis del transporte marítimo de la historia?