Skip to main content

Se teme que el agravamiento del conflicto en Oriente Próximo interrumpa el suministro de petróleo

Las claves: 

  • Los precios del petróleo y el oro han subido después de que las autoridades estadounidenses dijeran que un misil israelí había alcanzado Irán.
  • El crudo Brent, de referencia internacional, subió un 1,8%, hasta 88 dólares el barril, mientras que el oro se acercó brevemente a un máximo histórico antes de retroceder hasta casi 2.400 dólares la onza.
  • Los inversores han seguido de cerca la reacción de Israel al ataque directo de Irán con drones y misiles el pasado fin de semana.
  • Se teme que el agravamiento del conflicto en Oriente Próximo interrumpa el suministro de petróleo.

Los precios del petróleo habían subido inicialmente hasta un 3,5%. Sin embargo, las ganancias retrocedieron después de que los medios de comunicación estatales iraníes afirmaran que no se habían producido “daños” en la provincia de Isfahan, donde se había informado de explosiones.
Las subidas bruscas y sostenidas de los precios del petróleo corren el riesgo de alimentar la inflación. Los países dependen en gran medida de esta materia prima, que se utiliza para producir combustibles como la gasolina y el gasóleo.
Los precios de los combustibles y la energía han sido uno de los principales motores del encarecimiento de la vida en todo el mundo en los dos últimos años.

Randeep Somel, gestor de fondos de M&G Investment Management, declaró al programa Today de la BBC: “La preocupación de los mercados sería principalmente inflacionista, que esto realmente se sumara a la inflación”.
Aunque el ritmo de la inflación se ha ido ralentizando, en el Reino Unido sigue estando por encima del objetivo del 2% fijado por el Banco de Inglaterra y algunos economistas han pronosticado que un recorte de los tipos de interés podría no producirse hasta el verano o más avanzado el año.
“En el Reino Unido, la tasa de inflación se mantiene en torno al 3,2% -aún lejos del objetivo- y empieza a preocupar un poco a los responsables políticos”, afirmó Somel.
“Es bueno ver que esto no ha ido a más y que esperemos que la perturbación de los mercados sea de corta duración”.

El precio del oro suele subir en momentos de incertidumbre, ya que se considera una inversión segura.

El aumento de la tensión en Oriente Próximo ha suscitado preocupación por si se verá afectada la navegación a través del estrecho de Ormuz, entre Omán e Irán.
Se trata de una ruta marítima crucial, ya que por ella pasa aproximadamente el 20% del suministro total de petróleo del mundo.
Los miembros del cártel de productores de petróleo Opec -Arabia Saudí, Irán, EAU, Kuwait e Irak- envían la mayor parte del petróleo que exportan a través del estrecho.
Irán es el séptimo mayor productor de petróleo del mundo, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos, y el tercer mayor miembro de la Opec.
El repunte inicial de los precios del petróleo fue “una reacción instintiva ante el temor a una nueva escalada bélica entre Israel e Irán”, afirmó la experta en mercados energéticos Vandana Hari, de Vanda Insights.
“Lo que los últimos acontecimientos ponen de relieve es la mayor fragilidad y volatilidad de la situación en Oriente Medio”, añadió.

Los mercados bursátiles cayeron ante la reacción de los inversores. En el Reino Unido, el índice FTSE 100 cayó un 0,4%, mientras que el FTSE 250 cedió un 0,8% en las primeras operaciones.
En Asia, el índice japonés Nikkei 225 cayó un 2,7%, mientras que el Hang Seng de Hong Kong cedió un 0,9%. El Kospi surcoreano bajó un 1,6%.

 

Fuente: Mariko Oi,Dearbail Jordan- BBC

Foto: documerica-unsplash

Related News

Visualizando la dependencia energética de la Unión Europea

¿Por qué los recortes de suministro de la OPEP + no logran impulsar los precios del petróleo?