Skip to main content

EE.UU. y el Reino Unido inician medidas enérgicas contra el comercio de metales rusos

Las claves: 

  • La medida para limitar el arsenal de Moscú podría afectar a la Bolsa de Metales de Londres y a la Bolsa Mercantil de Chicago
  • La Bolsa de Metales de Londres y la Bolsa Mercantil de Chicago, no podrán comerciar con ningún nuevo aluminio ruso, cobre o níquel 

 

Estados Unidos y el Reino Unido han lanzado una ofensiva contra el comercio de metales rusos, en una medida destinada a limitar los ingresos de Moscú por exportaciones y restringir su capacidad para financiar la guerra en Ucrania.

La medida, anunciada por los dos países el viernes, supone un esfuerzo agresivo por parte de los aliados para dañar los ingresos de Rusia, pero podría interrumpir el comercio en bolsas como la Bolsa de Metales de Londres y la Bolsa Mercantil de Chicago. “Nuestras nuevas prohibiciones sobre metales clave, en coordinación con nuestros socios del Reino Unido, seguirán apuntando a los ingresos que Rusia puede obtener para continuar su brutal guerra contra Ucrania”, declaró Janet Yellen, Secretaria del Tesoro estadounidense.

Añadió que EE.UU. y el Reino Unido estaban “tomando esta medida de forma selectiva y responsable” para proteger a “nuestros socios y aliados de efectos indirectos no deseados”. La medida afectará al comercio de aluminio, níquel y cobre.

Según las autoridades, Rusia ha ingresado 40.000 millones de dólares por la venta de estos metales en los últimos dos años, durante los combates en Ucrania. Estados Unidos y sus aliados se habían mostrado reticentes a sancionar al sector metalúrgico ruso al inicio de la invasión total de Ucrania en 2022, por temor a perturbaciones en los mercados mundiales de materias primas.

La medida contra los metales rusos sigue a la campaña del G7 para frenar los ingresos de Moscú procedentes de las exportaciones de crudo y petróleo, incluso mediante una limitación de los precios del comercio marítimo de petróleo en el que participan empresas occidentales de transporte marítimo. Incluye la prohibición de importar metales de origen ruso en Estados Unidos. También prohíbe la prestación de servicios de garantía para los metales y prohíbe los servicios para adquirir los metales como parte de la liquidación física de un contrato de derivados. La LME y la CME no podrán negociar ningún nuevo aluminio, cobre o níquel ruso. “Confiamos en que los metales de origen ruso no lleguen a estas bolsas”, declaró un funcionario del Tesoro estadounidense.

La medida de EE.UU. y el Reino Unido no afectará a las transacciones realizadas en virtud de contratos bilaterales. Rusia suministra aproximadamente el 6% del aluminio mundial, el 5% del níquel y el 4% del cobre, según la consultora CRU Group. EE.UU. y el Reino Unido ya han impuesto sanciones a varios productores de metales rusos, pero la medida del viernes es la primera vez que prohíben de forma generalizada la comercialización de determinados minerales rusos en las principales bolsas de metales del mundo.

La anterior resistencia a una prohibición de los metales rusos se debió al temor a nuevas perturbaciones en la industria europea y a la posibilidad de que Moscú tomara represalias cortando el suministro de paladio, crucial para la industria automovilística de la región.

En los almacenes de la Bolsa de Metales de Londres (LME) se acumulan grandes reservas de metales rusos, lo que hace temer que los excedentes distorsionen el mercado. Por ejemplo, más del 90% de las existencias de aluminio en los almacenes de la LME son rusas, según los últimos datos de la bolsa. Estos inventarios existentes no se verían afectados por las sanciones con el fin de “minimizar el riesgo para la estabilidad del mercado”, dijeron los dos países.

Debido a estas preocupaciones, la LME, el mayor mercado mundial de metales, había estudiado prohibir el metal ruso en 2022, pero dijo que en última instancia se guiaría por las sanciones gubernamentales. Los funcionarios afirman que las medidas no elevarán el precio de los metales afectados por la prohibición. “Entendemos por nuestras consultas con muchos participantes en el mercado de la industria que su opinión es esencialmente que muchos de estos [metales] son excedentarios”, dijo un funcionario del Tesoro de EE.UU., añadiendo que no esperaban que las acciones afectaran a los consumidores o productores estadounidenses.

La Bolsa de Metales de Londres (LME) anunció en un comunicado que antes de las 11.00 horas del domingo ofrecerá al mercado información sobre cómo afecta la legislación británica a la posición de los metales rusos en la bolsa

 

Fuente:

Foto: mihail-tregubov-unsplash

Related News

Slowbalization: mundu erregionalizatua

Punto de inflexión, la producción de acero fuera de China crece