Skip to main content

Las cadenas de suministro serán más eficientes con la tokenización

La clave: 

  • Un tema clave para la Unión Europea  en la carrera tecnológica es la tokenización. Algo en lo que aún puede conseguir una posición de liderazgo si se adoptan las políticas adecuadas.

La tokenización consiste en la representación de manera digital de activos reales, tanto tangibles como intangibles, a través de tecnología de registro distribuido (DLT, por sus siglas en inglés), como el blockchain.

Así, se pueden representar activos tangibles (bienes inmuebles, obras de arte, oro), activos financieros (bonos, acciones, préstamos) y activos intangibles (patentes) en unidades digitales más pequeñas, o tokens, permitiendo su intercambio en plataformas digitales.

Los beneficios de la tokenización son múltiples:

  • Automatización de procesos, por ejemplo, en el ámbito industrial mejorando las cadenas de valor o en el financiero
  • Democratización en el acceso a determinadas inversiones y mayor liquidez, dos caras de una misma moneda
  • Enorme facilitación de las gestiones con administraciones públicas y empresas. ¡Imagine poder aportar todos los documentos de una subvención automáticamente! #NGEU funcionaría a toda máquina.
  • Ganancias en términos de eficiencia en mercados de capitales, por ejemplo, en tiempos de liquidación de valores.

Al tratarse de una tecnología en constante evolución, irán apareciendo nuevas aplicaciones y ventajas.

Vistas las ventajas, ¿qué tiene que hacer la UE para poder posicionarnos como líderes? Las recetas han sido bien identificadas por la Comisión, pero no hay que confiarse.

Es clave contar con un marco regulatorio claro y estable. Y aunque siempre estamos criticando a la UE por exceso de regulación, en este caso es positivo y le lleva la delantera a EE.UU., en particular, en el ámbito de los criptoactivos.

Además del Reglamento MiCA, la UE ha aprobado el Reglamento de Régimen Piloto de DLT y cuenta también con un espacio controlado de pruebas para el blockchain. A futuro, es fundamental seguir favoreciendo un marco jurídico homogéneo y claro entre Estados miembros y que permita la innovación.

Hay que facilitar financiación para la innovación, algo que la UE está llevando a cabo a través del programa Horizon y de las inversiones en capital riesgo del @EIF_EU. Y para poder innovar, hay que tener talento, algo que la UE está tratando de financiar por medio de programas como Chaise, englobado dentro de Erasmus+.

Es muy importante facilitar la interoperabilidad: hay cientos de redes de blockchain privadas distintas (y van en aumento). En este sentido, la promoción de estándares de tecnología blockchain es clave.

El sector público no puede permanecer al margen de los beneficios de una tecnología de este calibre. Y por ello, la UE ha puesto en marcha la European Blockchain Services Infrastructure, una red blockchain propia del sector público con importantes casos de uso.

Como en todo, es clave mantener un sólido diálogo entre autoridades públicas y privadas, para extraer los máximos beneficios de la colaboración público-privada.

Últimamente, se ha instalado la retórica de que la Unión Europea (UE) se está quedando atrás en la carrera tecnológica frente a jurisdicciones como EE.UU. o China. Pero no todo está perdido. La UE tiene en la tokenización una oportunidad en la carrera tecnológica y no debería perderla.

Puedes encontrar más detalle en:

Tokenización, una oportunidad para Europa

 

Fuente: Judith Arnal

Foto: anne-nygard-unsplash

Related News

La cadena de suministro global en riesgo

Logística europea: de una crisis a la siguiente