Skip to main content

LA ACTIVIDAD FABRIL MUNDIAL MUESTRA RESULTADOS DESIGUALES

La clave: 

  • En general, el sector manufacturero mundial mantuvo su trayectoria ascendente, según el último índice de gestores de compras (PMI) del sector manufacturero mundial de JP Morgan.

 

Los índices del Báltico tropezaron en el tercer trimestre del año, que suele ser fuerte, con unos resultados poco alentadores.

Aparte de la primera parte de la semana de Capesize, la actividad experimentó un descenso constante, con valores tanto en el mercado al contado como en los futuros con tendencia a la baja. Tras superar brevemente la marca de los 30.000 $, el índice Baltic Capesize registró una pérdida semanal del 3%, cerrando a 27.692 $ diarios.

Mientras tanto, el índice Baltic Kamsarmax continuó su trayectoria descendente, terminando la semana en 13.914 $ diarios, un nivel visto por última vez a principios de febrero.

El índice Supramax del Báltico también corrigió a la baja, situándose por debajo de los 15.000 $ diarios por primera vez en tres semanas. Del mismo modo, el índice Baltic Handy cedió parte de sus recientes ganancias, cerrando a 13.365 $ diarios este viernes.

Sin embargo, hay que señalar que todos los índices bálticos se mantienen en la actualidad sustancialmente al alza en términos interanuales.

En junio, la actividad fabril mundial muestra resultados dispares.

En general, el sector manufacturero mundial mantuvo su trayectoria ascendente, según el último índice de gestores de compras (PMI) del sector manufacturero mundial de JP Morgan.

El índice compuesto registró una lectura de 50,9, ligeramente inferior a la de 51,0 de mayo. Es el quinto mes consecutivo que el PMI se mantiene por encima de la marca crítica de 50,0, lo que indica una mejora continua de las condiciones del mercado.

Mientras que los sectores de bienes de consumo e intermedios registraron un crecimiento, el segmento de bienes de inversión experimentó su segundo descenso de la producción en tres meses.

De los 30 países encuestados para los datos del PMI de junio, 18 registraron un aumento de la producción manufacturera. En Asia, 10 países, entre ellos India, Vietnam y Tailandia, registraron un crecimiento positivo, aunque China y Japón mostraron tasas de expansión más lentas. Por su parte, los sectores manufactureros de Estados Unidos, Reino Unido y Brasil mantuvieron su tendencia al alza en junio. Por el contrario, la zona euro siguió afrontando dificultades, con un descenso de la producción manufacturera por decimoquinto mes consecutivo.

Dentro de la cuenca atlántica, España, los Países Bajos y Grecia registraron un crecimiento de sus sectores manufactureros, pero éste se vio contrarrestado por descensos significativos en Alemania y Francia. El sector manufacturero alemán, que representa aproximadamente una quinta parte de la mayor economía europea, se contrajo durante el periodo, mientras que Francia experimentó una recesión manufacturera cada vez más profunda.

En EE.UU., según la encuesta del PMI global de S&P, los fabricantes se enfrentaron en junio a dificultades para lograr un sólido crecimiento de la producción. Aunque el PMI ha mostrado positividad en cinco de los seis primeros meses de 2024, lo que supone una mejora respecto al único mes positivo de 2023, el ritmo de crecimiento sigue siendo insuficientemente lento.

En la cuenca del Pacífico, la actividad de las fábricas japonesas creció en junio, aunque a menor ritmo que en mayo, ya que las empresas tuvieron que hacer frente al aumento de los costes provocado por la debilidad del yen.

Por su parte, el sector manufacturero indio repuntó el mes pasado con un aumento de la producción impulsado por la fuerte demanda. Corea del Sur experimentó un crecimiento acelerado de la actividad fabril en junio, marcando el ritmo más rápido en 26 meses, impulsado por un aumento de los nuevos pedidos, como indica su PMI. Además, las encuestas mostraron que la actividad de las fábricas de Vietnam y Taiwán también creció a un ritmo más rápido en junio que en mayo.

En China, el sector manufacturero mostró resultados opuestos en junio, reflejando tendencias divergentes dentro de la industria.

Según una encuesta del sector privado publicada el lunes, la actividad manufacturera se expandió a su ritmo más rápido en más de tres años. El PMI Caixin/S&P Global aumentó hasta 51,8 desde 51,7 en el mes anterior, superando las expectativas de los analistas. Este crecimiento estuvo impulsado principalmente por el aumento de la producción, lo que pone de relieve la sólida salud del sector. El índice, que abarca principalmente las empresas más pequeñas y orientadas a la exportación, ha mantenido el crecimiento durante ocho meses consecutivos, manteniéndose por encima del umbral crucial de 50 puntos que separa la expansión de la contracción.

En marcado contraste, el PMI oficial publicado el domingo por la Oficina Nacional de Estadística indicó un descenso de la actividad manufacturera china. El PMI manufacturero oficial se situó en 49,5 puntos en junio, sin cambios respecto a mayo, y por debajo de la marca de 50 puntos que significa contracción. Entre los cinco subíndices, el índice de producción se mantuvo por encima del umbral, lo que indica un crecimiento continuo de la producción. Sin embargo, el índice de nuevos pedidos, el índice de existencias de materias primas, el índice de empleo y el índice de plazos de entrega de los proveedores se situaron por debajo del umbral. El índice de nuevos pedidos se situó en el 49,5%, lo que indica un descenso de la demanda en el sector manufacturero.

En medio de señales contradictorias procedentes de los diversos índices PMI de China y de los comentarios del principal estadístico del Banco Nacional de China, Zhao Qinghe, en los que subrayaba que “la economía general de China siguió expandiéndose, pero los cimientos para una recuperación y mejora sostenidas aún requieren un refuerzo”, los índices bálticos mantuvieron niveles superiores a los del año pasado, pero por debajo de las altas expectativas recientes.

 

Fuentes: JPM, Doric, Braemar

Foto: rob-lambert-unsplash

Related News

Récord de inflación en las fábricas chinas

El precio del gas termina con la esperanza de combatir la inflación en la UE