Skip to main content

Ley de la oferta y la demanda: la escasez del suministro de cobre ya está aquí

La clave: 

  • Con el auge de la inteligencia artificial y el impulso de la energía verde alimentando la demanda de cobre fresco, y con las minas de cobre envejecidas , no hay suficientes proyectos para que coincidan demanda y oferta, la escasez de cobre pronosticado finalmente ha llegado en serio.

 

 

El auge de la IA está avivando la necesidad de más centros de datos, que requerirán alrededor de un millón de toneladas métricas de cobre para 2030. Mientras tanto, se espera que el déficit de 35.000 toneladas de este año se dispare hasta la asombrosa cifra de 100.000 toneladas en 2025.

Las baterías de los coches eléctricos y las estaciones de recarga de vehículos eléctricos también dependen del cobre, lo que agrava el problema de que no haya suficiente actividad en las minas existentes, o el desarrollo de otras nuevas, para satisfacer la necesidad industrial. Dice Michael Widmer, analista de Bank of America:

«La tan discutida falta de proyectos mineros se está convirtiendo en un problema cada vez mayor para el cobre».

 

 

Aunque muchas previsiones de la corriente dominante dependen de un sólido repunte económico para mantener alta la demanda de cobre, la inflación ha llegado para quedarse, sobre todo porque es probable que la Reserva Federal se vea obligada a recortar los tipos de interés en algún momento de este año. Incluso con un solo recorte de tipos en 2024 en lugar de los tres que los mercados esperaban en un principio, los precios del cobre y de otras materias primas como el oro subirán en dólares. La inflación descontrolada impulsará los precios al alza incluso si la burbuja de la IA pierde fuelle o si vemos otros signos de un «aterrizaje duro» económico. Como dijo Peter Schiff el mes pasado,

«Creo que estamos al borde del mayor mercado alcista de materias primas desde la década de 1970… Están bajando los tipos porque tienen que evitar una crisis financiera, una crisis bancaria».

Chile, que posee la mayor parte de las reservas de cobre, está luchando contra el aumento de los costes y el envejecimiento de las minas. China es el mayor consumidor y productor del mundo, por lo que una crisis económica que obstaculizara la producción allí también presionaría al alza los precios. Mientras tanto, los recortes de producción ya planeados por China suponen una mayor presión al alza. Combinado con su dominio en la producción y procesamiento de tierras raras, los devotos de la tecnología verde temen que el régimen pueda hacer mella en el meteórico ascenso de la IA, así como en la «revolución de la energía verde» de Occidente. Pero ya sea debido a un auge continuado de la IA o a recortes de la producción, el precio del cobre subirá.

Mientras tanto, para evitar los aranceles y las sanciones impuestas tras la invasión rusa de Ucrania, China está importando cobre ruso disfrazado de chatarra, enturbiando las aguas sobre el suministro mundial y eliminando la influencia occidental y del dólar estadounidense. Esta revelación surgió a raíz de las discrepancias entre los datos de las aduanas chinas y rusas, ya que China informó de un aumento en forma de palo de hockey en el comercio de chatarra entre los dos países que no fue corroborado por los informes rusos:

 

Imagen

 

A medida que aumente el cobre, también lo hará su robo, añadiendo un nuevo elemento desestabilizador al funcionamiento de las infraestructuras esenciales y de la economía en general. Con una oferta ya escasa, el aumento del atractivo de esta fruta al alcance de la mano para los ladrones de poca monta (y para los empleados sin escrúpulos de los productores de cobre) no hará sino agravar el problema.

Aunque algunos siguen creyendo que la actual subida del cobre se debe sobre todo a la especulación pura y dura, la mayoría de los analistas ven ahora que la oferta y la demanda de cobre son inamovibles. Como dijo Goldman Sachs en el reciente simposio de la Semana Cesco, una reunión anual de las mentes de la industria del cobre, el precio del cobre está actualmente: «(en las) estribaciones de lo que será su Everest en los próximos tres a cinco años».

 

Fuentes: SchiffGold.com y Tyler Durden

Foto: ra-dragon-unsplash

Related News

Los derivados de la energía bajo investigación del BCE

¿CAMBIOS EN LA CADENA DE SUMINISTRO?