Skip to main content

Tope al precio de las importaciones de gas en la UE

Las claves: 

  • Los Estados miembros de la Unión Europea han llegado a un acuerdo este lunes para aplicar un tope de 180 euros al precio de las importaciones de gas a la UE
  • Finalmente apoyado por Alemania, pero con la abstención de Países Bajos y Austria, mientras que Hungría se ha opuesto
  • El tope que se ha fijado no actuará como un techo “fijo” sino que actuará como un límite “dinámico”

Los Estados miembros de la Unión Europea han llegado a un acuerdo este lunes para aplicar un tope de 180 euros al precio de las importaciones de gas a la UE, según ha informado la presidencia checa del Consejo, un acuerdo que finalmente ha apoyado Alemania, pero con la abstención de Países Bajos y Austria, mientras que Hungría se ha opuesto.

Este nuevo mecanismo, al que sólo se ha opuesto Hungría en la votación final de los ministros de Energía reunidos en Bruselas, entrará en vigor el 15 de febrero y se activará cuando al mismo tiempo se superen los 180 euros en el mercado europeo durante tres días seguidos y haya una diferencia de precio de 35 euros respecto a los mercados internacionales también durante esos tres días.

“¡Por fin! Acabamos de llegar a un acuerdo para establecer un mecanismo que facilite una corrección de precios del gas natural si estos se disparan de nuevo”, ha asegurado en un mensaje en redes sociales la vicepresidenta cuarta del Gobierno y responsable de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Los ministros llegaron a la reunión con el mandato de cerrar este mismo lunes el mecanismo de corrección del mercado, tras el ultimátum que les dieron el pasado jueves los líderes europeos a fin de contar en 2023 con una herramienta para evitar picos de precios excesivos en el mercado europeo. La falta de unanimidad entre ministros ha hecho que la presidencia checa haya sometido la propuesta a votación, saliendo adelante por mayoría cualificada.

“El papel del mecanismo será intervenir cuando los precios del gas alcancen niveles de precios irracionalmente altos, como fue el caso en agosto de 2022. Por lo tanto, espero que este mecanismo nunca se use”, ha señalado la ministra de Energía de Bélgica, Tinne van der Straeten, que durante los últimos meses ha estado en el frente común junto a España, Grecia e Italia.

El mecanismo del tope al gas

 

Según el acuerdo alcanzado, el mecanismo se activará cuando al mismo tiempo se superen los 180 euros en el mercado europeo durante tres días seguidos y haya una diferencia de precio de 35 euros respecto a los mercados internacionales.

Estará vigente a partir del 15 de febrero de 2023 y, una vez activado, el límite de oferta dinámica se aplicará durante al menos 20 días hábiles. Si el límite de puja dinámica es inferior a 180 euros/MWh durante los últimos tres días laborables consecutivos, se desactivará automáticamente.

También se desactivará automáticamente, en cualquier momento, si la Comisión Europea declara una emergencia regional o ante una situación de “racionamiento” en la que el suministro de gas sea insuficiente para satisfacer la demanda de gas, ha informado el Consejo en un comunicado.

Asimismo, se encarga a la Agencia para la Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) analizar sus efectos en los mercados financieros y energéticos y en la seguridad del suministro, para verificar si los elementos clave del mecanismo de corrección del mercado son los apropiados.

El acuerdo final rebaja en gran medida la propuesta de la Comisión Europea que planteó un techo de 275 euros/MWh al precio máximo del gas, muy lejos de los objetivos de países como España, Bélgica o Grecia, principales impulsores de la medida.

Para suavizar la postura de Alemania, los Estados miembros han accedido a introducir en el reglamento un punto voluntario para permitir a los Estados acelerar los trámites de la legislación comunitaria medioambiental, han señalado fuentes diplomáticas, lo que en la práctica podría llevar a relajar los estándares con la vista puesta en desarrollar la instalación de energías renovables.

“Hemos hecho nuestro trabajo, tenemos un acuerdo, otra misión imposible conseguida”, ha proclamado el viceprimer ministro checo y responsable de Energía, Jozef Síkela, que como presidencia de turno de la UE hasta finales de este mes ha conducido las negociaciones.

Así Síkela ha celebrado que los ministros hayan podido acordar la “última pieza del puzzle energético”, al tiempo que ha defendido que el resultado es un mecanismo “equilibrado” entre los dos bandos principales, que será a la vez “efectivo” y “realista”,

El ministro checo también ha recalcado que el tope que se ha fijado no actuará como un techo “fijo” sino que actuará como un límite “dinámico” y ha incidido en que se incluyen salvaguardas suficientemente robustos como para actuar “muy rápidamente, si no automática” en caso de perturbaciones graves en el mercado o de peligro para la seguridad del suministro.

 

Fuente: El Periódico de la Energía

Foto: toro-tseleng/ Unplash

Related News

A pesar de las dudas, datos robustos de la economía china

La economía de Alemania perderá más de 260.000 M € en valor añadido para 2030